lunes, 9 de noviembre de 2009

Tu encantadora locura...
Bella, sin explicación
hoy, quizás me asuste...

Ya no tengo cómo acompañarte.
El mundo me llenó de lógica
la razón mata cada segundo de mi espíritu...
y no puedo frenar mi propia muerte.

Mi vida se tornó triste
mi cielo... una tormenta enfurecida.
Tal vez mi única necesidad, ahora
sea sólo lo que tu corazón puede regalarme (..sé que lo hará)

Tu inocencia no puede negarme tu amor,
tu loco amor que tanta falta hace...

Estamos a un simple abraso
de nuestra miedosa felicidad...








Esto fue hace tiempo... para ser mas precisa el 21 de octubre del año pasado..

Ahora puede ser que esté un poco mas metida en este tema de la locura... esa locura que no es natural, esa locura que nace de la presión y/o represión que genera nuestro tan contradictorio sistema de vida...

Pero sé que siempre voy a necesitar ese abraso del que hablo..
de este bello hombre loco.


Miél.-

No hay comentarios:

Publicar un comentario